sábado, 18 de octubre de 2008

Maestro de la Danza

Pie de Foto:
Julián Calderón, en su coreografía Romeo y Julieta en la Ópera de Burdeos, Francia.

La semana pasada, coincidí con la visita a la Casa de la Cultura, del bailarín herediano Julián Calderón y aprovecho para repasar un poco su trayectoria artística.
Nace en Heredia el 11 de enero de 1930.
– En 1947 viaja a Venezuela donde realiza estudios de Técnica Clásica en la Escuela Nacional de Ballet, dirigida por Nena Coronii, sus primeros fueron maestros Irina Jovanovich y Lila Nikolska.
– En 1951 viajó a New York, donde realiza estudios en la School of American Ball y American Ballet Theatre con los maestros Obukoff, Vladimiroff, Dubroska, Stuart, Keaton, Dollar y Serglieski.
– Un año después, ingresa en la Compañía de Alicia Alonso, en la Habana Cuba, bajo la dirección de Fernando Alonso.
— Vuelve a Venezuela y se convierte en el bailarín solista del Ballet Nena Coronii; integrándose al Grand Ballet del Marqués de Cuevas, en Francia.
— Se convierte en la figura estelar en el Ballet de la Ópera de Berlín, dirigido por Tatiana Gsoski.
– Demuestra su talento en: la Ópera de Bourdeus y Ballet de France, dirigida por Janine Charrat; en la Ópera de Mannheim, Alemania y en la Revista Musical del Casino de Monte Carlo.
– Con motivo de la celebración del principado de Mónaco, crea su primera coreografía “Paso Clásico Español” y lo baila con Rosella Higtower.
– Regresa a París, donde baila una temporada con las "Estrellas de París", su coreografías: "Paso Clásico Español' y el "Orfeo" de Litz.
– Ningún continente escapó a su talento, fue asistente Maitre de Ballet en el Cairo.
– Realizó el Tournnée por América Latina en compañía de Noralma Vera.
– en Perú, fue Maitre de Ballet para la A.A.A.
– en México, fue bailarín huésped del Ballet Clásico de México en Bellas Artes
– en Caracas, fungió como Director Artístico del Ballet de Nina Novak.
– En nuestro país, preparó la nueva generación del elemento dancístico costarricence en la U.N.A. y en la Compañía Nacional de Danza.
– En 1982 vuelve a Venezuela por una temporada de 9 meses, como coreógrafo invitado y maestro de Ballet Clásico. Allí se le reconoce su labor como pionero en la danza clásica de ese país.

Reconocimientos:
– en 1983, recibe el Diploma de Honor, por su aporte a la cultura costarricense, por parte del Comité Organizador de la Jornada 10 de mayo.
– en 2001, el Consejo Universitario-UNA, hace reconocimiento por su labor artística en la formación académica y espiritual.
– en 1993, forma parte del Jurado por Costa Rica, para el certamen de Ballet Juvenil de Centroamérica, Panamá y México.
– en 2000, el Consejo Nacional de Rectores, otorga un reconocimiento en el V Festival de Danza a nivel universitario.
– El 18 de octubre de 1985, recibe el Grado académico de Catedrático en Danza por Carrera Académica de la Universidad Nacional.

Pie de foto:
El gran pintor ecuatoriano Guayasamin, siempre obsesionado por el rostro humano, le hizo este retrato
.