lunes, 5 de abril de 2010

¡Feliz Pascua de Resurrección!

Nos ha llegado la siguiente colaboración la cual pasamos a publicar:

Deseo en ésta Fiesta de la Pascua de Resurrección, compartir con ustedes esta hermosa poesía del gran poeta nacional José María Alfaro Cooper, que es parte de su libro La Epopeya de la Cruz, en la tercera parte denominada Pasión y Muerte de Nuestro Señor Jesucristo, que data de abril de 1924:

Aparición de Jesús a su Santa Madre

Apareció Jesús sobre la tierra
en el momento en que se vio gozoso
el Ángel de semblante luminoso
sobre el sepulcro santo descender.
Fue a su bendita Madre a quien primero
se presentó el Señor resucitado,
su cuerpo material transfigurado
en otro de graciosa esplendidez.

Y fue en la cima del Calvario en donde
ella le vio mostrarse de repente,
sobremanera bello y refulgente,
lleno de gloria y dulce majestad;
ondulaban los pliegues de su manto
y de sus bellos ojos celestiales,
con apacible luz, vertía raudales
de inmensa compasión y de bondad.

Muy grandes y profundas las heridas,
abiertas en su carne, como rosas
purpurinas, enviaban luminosas,
rayos de dicha y divinal amor.
Era su cuerpo espiritual bellísimo,
impasible, sutil, ágil, brillante,
y al contemplar a su Jesús triunfante,
calmó la Madre su mortal dolor.

Con aprecio y respeto, su atento y seguro servidor,
Erick Francisco Bogarín Benavides
Presidente de la Asociación de Historia de Heredia