lunes, 3 de mayo de 2010

Por el rescate del Patrimonio

El pasado 27 de abril, el Club de Jardines de Heredia y la Asociación de Historia de Heredia, realizaron una tertulia abierta al público, con el fin de ver todas las posibilidades para rescatar el casco histórico de la Ciudad, el cual, según el criterio de la mayoría de los asistentes, en los últimos meses  ha sido mancillado.

La actividad fue conducida por los arquitectos Guido García (izquierda) y Wagner Sequeira (derecha) y moderada por la señora Antonieta Campos, presidenta del Club de Jardines.

EL tema que predominó fue el relacionado a la sala de Bingo de la Cruz Roja, el cual se construye en el patio de la Casa de Nicolás Ulloa. (les recomiendo leer la historia de la misma escrita por Manrique Álvarez, está en este mismo blog unas cuantas noticias para abajo).

Lo más valiosos salido de esta tertulia son quizás las siguientes:

A– COMISIÓN DE NOTABLES:
Propuesta por Guido García con el fin de integrar una Comisión de Notables, para luchar por la conservación de patrimonio heredado de nuestros antepasados. Tendría la potestad de tomar decisiones de alto nivel.

B– RESCATE DE LA CASA DE LA CULTURA:
Esta decisión fue tomada en horas de la tarde y comunicada a los asistentes por la arquitecta Amalia Jara (izquierda). La Asociación de Cultura conjuntamente con el Club de Jardines,con su presidenta Antonieta Campos (derecha) propondrán a la Casa de la Cultura en el concurso organizado por el MCJ, destinado a conservar y restaurar el Patrimonio. De ganar, el premio de ¢100 millones de colones se utilizaría para cambiar todo el sistema eléctrico, dotar de iluminación adecuada las salas de exhibición entre otros.

C– Seguir presionando, para que no se dé el permiso de funcionamiento al nuevo Bingo Multicolor.
El señor Manrique Alvarez compartió con los presentes, la buena nueva de que la restauración que se le está realizando a la fachada de la casa, es más que excelente. Aunque desde luego, no está de acuerdo con el funcionamiento del bingo.
Por la cantidad de presentes se concluye de que los heredianos estamos ávidos de este tipo de actividades.