jueves, 19 de agosto de 2010

Convenio...


 Foto: Erick Bogarín y María Antonieta Campos junto a la arquitecta municipal Elizette Montero Vargas (de ananranjado), admirando la obra.

Debajo del Anfiteatro del Fortín, existe un espacio diseñado para ser usado como vestidor, guardarropía, descanso o talvez para guardar cosas. Ese espacio estuvo abandonado por años, recuerdo que en el 2008, la cuentista Lilliam Ocampo realizó un festival de rock en ese lugar como parte del Juglares de fin de año, y estaba enojadísima de ver el abandono en que estaba este espacio, inundado, lleno de arañas, basura y oloroso a moho.
Hace más o menos un mes, la Municipalidad de Heredia, rescató ese espacio y con una inversión de ¢8 millones de colones, convirtió en un espacio maravilloso, iluminado, piso de cerámica, una batería de baños modernos, exquisitamente pintado y bien ventilado.

Lo bueno… 

No fue simplemente remodelarlo por remozarlo, sino con el fin de darle un uso adecuado y para eso ha suscrito un convenio con el Club de Jardines de Heredia el cual,  según su presidenta María Antonieta Campos, se utilizará como oficina de información turística (necesarísimo en esta Provincia) y además como sede del proyecto Buletren, desde allí  se dirigirá todo lo concerniente a dicho proyecto
¡En mejores manos no puede haber quedado ese espacio!
Una felicitación sincera al señor Alcalde José Manuel Ulate, porque sigue piensa en grande y al Concejo por apoyar estas iniciativas que pretenden rescatar, limpiar, ordenar y poner a la disposición de los heredianos una ciudad para disfrutar y compartir.
Heredia ha despertado… y empieza a caminar.