domingo, 30 de enero de 2011

Inspección forestal

El pasado jueves 27 de enero y por pedido del Padre Vílchez, cura Párroco de la Inmaculada, se hizo presente el Ingeniero Forestal Quírico Jiménez, de la Unidad de Gestión Ambiental de la E.S.P.H.S.A. para inspeccionar todos los árboles del jardín norte de la Inmaculada.
Esta inspección obedece a la reciente caída de dos árboles, un carao que lo hizo sobre la baranda del jardín y otro más pequeño sobre el jardín.
Durante la inspección, se determinó, que hay mucho árbol que aparenta estar sano pero muestra su tronco hueco o podrido, en varios casos han hospedado especies sobre su tronco condenándoles a la muerte.
Una enorme palmera cercana a la vía pública, muestra una preocupante inclinación, además el diámetro de su base es menor que su parte alta; una posible caída sobre la vía pública, ocasionaría un tremendo daño en el tendido eléctrico, edificaciones cercanas y posible daños a vehículos y personas.

El diagnóstico es que hay que cortarla ya, seguidamente hacer lo mismo con unos seis árboles de especies exóticas, que serán sustituidos por especies nativas.
Al roble sabana ubicado cerca de la torre del reloj, se recomendó el corte de un par de sus enormes ramas para quitarle peso al tronco.
Así que quedan enterados para que los cabezas calientes, los que siempre salen defendiendo lo indefendible, no les cuenten cuentos. 
¡El peligro es inminente!

Galería de fotografías