domingo, 20 de febrero de 2011

¡Sorpresa!

Si bien es cierto que sus bellos corredores, han servido de dormitorio para los indigentes, quienes hacen sus necesidades fisiológicas en el lugar, sin duda alguna nos duele perder una arquitectura, tan bella como la de esta casa que colinda con el costado sur de la Casa Cural. Pero el problema de la indigencia en Heredia es muy pero muy grave y ha ocasionado cambio radicales en las propiedades. Probablemente veremos en esta casa con su bello corredor protegido por una verja.