domingo, 20 de marzo de 2011

¡Palabras!

Comparto con ustedes las palabras leídas hoy en el Kiosco del Parque Central de Heredia Nicolás Ulloa Soto antes de la interpretación de la Marcha Santa Rosa por parte de la Banda de Conciertos de Heredia en el “Recreo”:

“155º Aniversario de la Batalla de Santa Rosa 
(1856-2011)"
 
Hoy domingo 20 de marzo del 2011, se conmemora el 155º Aniversario de la Batalla de Santa Rosa, una de las más gloriosas de la guerra denominada la Campaña Nacional de los años 1856 – 1857.
La columna del Ejército Nacional destacada en Liberia, el jueves Santo 20 de marzo de 1856, luego de constatarse la incursión filibustera al territorio nacional y su acantonamiento en la Hacienda Santa Rosa, bajo la orden del General José Joaquín Mora Porras atacó al enemigo, donde nuestros soldados al son de cornetas que tocaban a degüello, lucharon con un patriotismo excelso y aguerrido, frente a un enemigo absolutamente impresionado ante la tropa costarricense que a cada disparo, con su bayoneta y sable, impregnaba de sangre impura los surcos de la patria, como lo expresa la letra de la Marsellesa.
En el parte oficial el General Mora Porras anota que en ese memorable día, a “los catorce minutos, contados desde la primera descarga, se hallaba mi tropa formada en el mejor orden y en tranquila posición de Santa Rosa… Hubo entre los soldados notables rasgos de valor; pero tan comunes a casi todos, que sería imposible enumerarlos…”; culminando con la sentida frase “No puede darse victoria más completa, gracias al valor de mis soldados.”
Entre las lista de valientes se encuentra el herediano señor Joaquín Ortiz, así como la participación de don Manuel María Gutiérrez Flores, que de acuerdo a la tradición compuso la “Marcha Santa Rosa” en el mismo campo de batalla.
A los días del conocimiento del triunfo en la batalla de Santa Rosa, la alegría se apoderó de la nación y las campanas de los templos del país repicaron en acción de gracias, entre ellas las de nuestra querida Parroquia.
Cuatro oficiales y quince soldados fue el saldo de los costarricenses mártires que lucharon por la paz, la independencia y la soberanía de nuestra amada República de Costa Rica. Para ellos, “tumba sea del bravo soldado el Pendón blanco, rojo y azul.