lunes, 11 de abril de 2011

Ludopatía

Nuestra Heredia se ha llenado de una serie de lugares, repletos de máquinas tragamonedas "con patente". Lugares donde no importa ni la condición social, ni la edad, ni el sexo... lo mismo vemos un hombre bien mudado y con corbata o una ama de casa, lo que importa son las monedas... pero nos rasgamos las vestiduras por el Bingo de la Cruz Roja, donde abundan las máquinas de bingo.