jueves, 19 de mayo de 2011

22 de Mayo: Día Internacional de la Diversidad Biológica

La Diversidad Biológica Forestal. El Tesoro viviente de la Tierra

La diversidad biológica o biodiversidad es la variabilidad de organismos vivientes, comprende la diversidad dentro de cada especie, entre especies y de los ecosistemas. A esta definición se debe agregar que todos los organismos interactúan con todos los demás elementos de su entorno local, como un entretejido de la vida.
El concepto biodiversidad se utilizó por primera vez en Washington, en septiembre de 1985 durante la conferencia “National Forum on BioDiversity”, convocada por Walter G. Rosen, a quien se le atribuye la creación de este término.
La Cumbre de la Tierra, celebrada por Naciones Unidas en Río de Janeiro (1992), reconoció la necesidad mundial de preservar la biodiversidad, junto a criterios de sostenibilidad promulgados en el Convenio Internacional sobre la Diversidad Biológica, aprobado en Nairobi el 22 de mayo de 1992,
fecha posteriormente declarada por la Asamblea General de la ONU como Día Internacional de la Biodiversidad.
Seguir leyendo...
Este convenio cubre tres aspectos fundamentales:
1- la conservación de la diversidad biológica
2- la utilización sostenible de sus componentes y 
3- la distribución justa y equitativa de los beneficios obtenidos del uso de los recursos genéticos.
La diversidad biológica es fundamental para el bienestar humano a través de una multitud de servicios de los ecosistemas, entre ellos: la producción de la biomasa primaria y de oxígeno; la formación y retención del suelo; el ciclo de nutrientes; el ciclo del agua; servicios culturales como la recreación, el enriquecimiento espiritual y el descubrimiento científico; los valores estéticos; los recursos genéticos; la madera; los alimentos; las fibras; los productos farmacéuticos; la polinización de los cultivos; la regulación del clima; el control de plagas y de las enfermedades.
Costa Rica registra cerca de 95,000 especies descritas, aproximadamente un 4,7% de las especies conocidas en todo el mundo. Se le considera entre los 20 países más ricos en biodiversidad. En el caso de la densidad de especies, Costa Rica obtiene el primer lugar en el área centroamericana, y cabe recalcar que todos los países centroamericanos juntos son más ricos en diversidad que algunos países considerados megadiversos como lo son México y Colombia.
De las especies de Costa Rica, los vertebrados y plantas son bien conocidos. Las especies marinas, de invertebrados y microorganismos, así como especies de altura son las menos conocidas. El grupo con mayor endemismo, organismos con distribución restringida a una región o país, es el de los anfibios, seguido por el de los peces de agua dulce, reptiles y aves. El 10% de las plantas se consideran endémicas de Costa Rica.
El ser humano, como parte de esta diversidad, debe velar por protegerla y respetarla, de esta forma su uso y beneficio podrá seguir contribuyendo de muchas maneras al desarrollo de la sociedad humana. Actualmente la biodiversidad está amenazada por la alteración y pérdida de los ecosistemas, la introducción de especies exóticas, la cacería y la extracción ilegal.
Resulta valioso llamar a la reflexión y a la acción, para que la sociedad comprenda cual es el valor de la biodiversidad, su contribución a mejorar la calidad de vida del ser humano, sin pensar solo en necesidades económicas, sino en aquellas intelectuales y espirituales. Las implicaciones de su pérdida deben de preocuparnos a todos por igual, no se trata de solo de educar sino de sembrar consciencia para recoger frutos valiosos para nuestra calidad de vida.
Recordemos, la biodiversidad es básica para el bienestar del ser humano, y somos parte de ella, por lo tanto, nuestras decisiones individuales y colectivas la afectan en positivo o negativo. Seamos más concientes de nuestra responsabilidad para conservarla y usar de forma sostenible no solo para nosotros, sino para las generaciones que vienen.


Fuentes:
—Costa, M. 2003. Comprendamos La Biodiversidad. 2 ed. Santo Domingo de Heredia, Costa Rica, Instituto Nacional de Biodiversidad. 31 p.
—Obando, V. 2002. Biodiversidad en Costa Rica: Estado del conocimiento y gestión. 1 ed. Santo Domingo de Heredia, Costa Rica, Instituto Nacional de Biodiversidad. 81 p.
—Obando, V. 2007. Biodiversidad en cifras. Instituto Nacional de Biodiversidad, Santo Domingo de Heredia, 26 p.
—Secretaría del Convenio sobre la Diversidad Biológica. 2010. La Diversidad Biológica Forestal - El Tesoro viviente de la Tierra. Montreal, 48 páginas.
—Sistema Nacional de Áreas de Conservación SINAC. 2009. IV Informe de País al Convenio sobre la Diversidad Biológica. GEF-PNUD. Mimeografiado. 220 p.