jueves, 2 de junio de 2011

LA ULTRA, LA DOCE Y EL GERENTE

Freddy Pacheco León
 
Vale que fue “una opinión técnica personal” la que sustentó la “gran idea” del gerente por mientras tanto (¡por dicha!) del Estadio Nacional Guido Sáenz (alguien nos dijo que se llama así) de quitar 6.000 asientos para que los muchachitos de la Ultra saprissista y la Doce manuda puedan brincar sin la molestia de los asientos. ¡Imagínense ustedes si hubiera sido una ocurrencia!
Pero lo que la opinión pública no logra entender es la decisión del nuevo ministro de Deportes, señor William Todd, de frenar la “gran idea” de don Randall Gutiérrez si la misma obedece a razones técnicas emitidas por un académico de extraordinarias cualidades que (todavía la rectoría no aclara) lo ha prestado la UNA con todo y salario…
Por lo menos, pensarán algunos, no se trató de la solicitud del club de aficionados al bronceado que desean que se quite parte del techo del Estadio para una sesión matutina de soleado. Siendo un país en que impera la ¡liberticia! ellos también tienen derecho.