miércoles, 7 de septiembre de 2011

Revisan permiso de construcción

LA NACIÓN. Miércoles 7 de setiembre del 2011

SALUD REVISA PERMISO PARA
CONSTRUIR VILLAS EN EL CEMENTERIO
 
— Analiza incongruencias en pedido para cambiar uso del suelo.
— Asesoría legal de Salud puntualizó que SE REQUIERE LEY ley para desafectar tierras.
— Johnny Araya NO RESPONDIÓ los mensajes.

Ernesto Rivera. erivera@nacion.com

El Ministerio de Salud inició una investigación para analizar varias incongruencias detectadas en la solicitud presentada por la Municipalidad de San José para cambiar el uso de suelo en una porción del terreno que hoy ocupa el cementerio Calvo.
Así lo confirmó ayer por la tarde el viceministro del ramo, Adolfo Ortiz Barboza, quien adelantó que ordenará una inspección física sobre el sector norte del citado camposanto.
Allí, en un lote de 1,6 hectáreas de superficie, la Municipalidad de San José planea construir un conjunto de 240 APARTAMENTOS Y UN EDIFICIO DE OFICINAS.
La investigación de Salud se inició tras la consulta de este diario en relación con los ESTUDIOS TÉCNICOS que se habían efectuado antes de que la Dirección Regional de Salud Central Sur autorizara –en julio– al gobierno local a cambiar el uso de suelo.
LAS DUDAS
En el pedido que la Municipalidad de San José planteó al Ministerio de Salud para modificar el uso de suelo de una porción del cementerio Calvo, se indica que el terreno se destinará a “PARQUEO y ubicación de maquinaria y equipo automotor”.
Hasta ahora, esa institución NO INFORMÓ a Salud de que en el terreno se construirán 240 apartamentos y un edificio de oficinas.
En su gestión, el Ayuntamiento dijo que, desde 1995, en esa sección no se realizan entierros, que la zona se encuentra libre de sepulturas y que estas fueron trasladadas a otro sector del panteón.
En los documentos NO se señala, sin embargo, cuántas sepulturas existían en esa zona antes de 1995 ya que el cementerio Calvo recibió cuerpos durante la mayor parte del siglo pasado.
TAMPOCO se menciona en los documentos cuántas tumbas se trasladaron, en qué lugar preciso se reubicaron esos restos, en qué fecha se hicieron las exhumaciones y cuáles funcionarios de Salud supervisaron esos movimientos.
Además, la jefa de asesoría legal del Ministerio de Salud, Isabel Zúñiga Gómez, dijo en un informe sobre el tema que, para desafectar parcialmente el terreno del cementerio Calvo, el gobierno local requiere tramitar UN PROYECTO DE LEY.
“La Municipalidad de San José debería tramitar un proyecto de ley (...) toda vez que por tratarse de un cementerio público su destino es UN FIN PÚBLICO y no puede tener otro, salvo ley que lo autorice”, advirtió Zúñiga Gómez.
Ayer se trató de localizar al alcalde de San José, Johnny Araya, pero NO RESPONDIÓ los mensajes que se dejaron con su asistente, Carmen Azofeifa.

PERFORACIONES Y TUMBAS.

Durante una visita al terreno donde la Municipalidad planea construir el conjunto de condominios y oficinas, un equipo de La Nación constató que maquinaria de la empresa Vieto y Asociados realiza alrededor de 30 PERFORACIONES para determinar la resistencia del suelo.
En un área cercana a Consejo Nacional de Producción (CNP), DENTRO de los linderos en donde se pretenden efectuar las construcciones, se observó que todavía existían TUMBAS SIN EXHUMAR. Los panteoneros afirmaron que se trataba de entierros demasiado recientes para ser removidos.

‘ESTAMOS INVESTIGANDO’

Adolfo Ortiz Barboza
, viceministro de Salud.

P - Investigan la autorización a la Municipalidad de San José para cambiar el uso de suelo en el cementerio Calvo. ¿Qué han encontrado?
R/ Estamos REVISANDO LO ACTUADO por el Ministerio de Salud al dar los permisos y vemos que ahora se quiere construir villas deportivas. Estamos revisando si el uso del suelo de un cementerio es un BIEN PÚBLICO y evaluando en profundidad el tema y el riesgo sanitario.

P - El municipio pidió permiso para construir UN PARQUEO. ¿Para levantar las villas debe iniciar de nuevo el trámite?
R/ Ellos tienen que formalizar la solicitud para el proyecto en que están trabajando ahora, pues NO TIENEN AUTORIZACIÓN para esta obra
Editado por
Freddy Pacheco León
Universidad Nacional