lunes, 26 de diciembre de 2011

Comentario

LA TROCHA ANTE LA HAYA
Freddy Pacheco León
Con la reciente acción ante el Tribunal de La Haya, el gobierno nicaragüense corrige el grave error cometido al acudir ante la Corte Centroamericana de Justicia, con sede en Managua y a la cual Costa Rica, entre otros muchos países, no pertenece.
Sin embargo, esta denuncia más parece obedecer a una reacción previsible para tratar de desviar la atención ante el casi inminente fallo que el tribunal de La Haya emitirá condenando a Nicaragua por la invasión y daño ambiental a isla Portillo, territorio costarricense de isla Calero, provincia de Limón.
El supuesto daño ambiental ocasionado por una carretera cercana al río San Juan ni se compara con el impacto ambiental que tendría el puente "japonés" sobre el mismo río (hacia un destino desconocido) o la anunciada represa Brito que bloquearía el cauce del río a pocos k.m. de su nacimiento en el lago de Nicaragua.
Parece ser pues, más un tema de interés político que de genuina preocupación ambiental.