viernes, 27 de enero de 2012

Falsa alarma

Ayer en la mañana, el personal de la Corte de Justicia de Heredia, se vio en la necesidad de abandonar el edificio, debido una alerta de bomba la cual resultó en una falsa alarma.
Fueron suspendidos juicios y servicios; la llamada fue hecha desde un teléfono público.
En la tarde, una nueva llamada hecha desde un celular, hizo que de nuevo se desalojara el edificio. Esa llamada si fue identificada y se apresó al sospechoso en San Pablo de Heredia, será juzgado por flagrancia y enfrentará cargos por el delito de intimidación pública, la cual contempla una condena de hasta 4 años.
¡No son permitidas, ni lícitas este tipo de bromas!