lunes, 13 de febrero de 2012

¿HASTA CUÁNDO?

IRRESPETO E IMPUNIDAD
La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, al acoger un recurso de amparo dirigido a evitar la profanación masiva que se iría a ejecutar en el cementerio Calvo (en una parte de él donde se estima hay más de un millar de restos humanos a menos de 2m bajo tierra), ORDENÓ al Alcalde Diamante Araya (ver página de facebook con ese nombre) RESTAURAR el camposanto hasta que recobrara el estado que tenía antes de que se fuera dando la sistemática destrucción que por meses dirigieron las autoridades municipales.
Aparte de la tapia que ya fue desarmada (construida por contratación directa), no solo siguen ahí los escombros de la avenida 3 sino que se agregaron otros materiales en diciembre y hace pocos días, tal y como se ilustra en las fotografías. Solo falta que los escombros de la avenida San Martín y del Paseo de los Estudiantes (que esperan convertir en la calle china) también vaya a ser arrojados en el cementerio que se resisten restaurar.
Recordemos que hay que sacar todos esos desechos y materiales de construcción, para darle campo a la restauración de los jardines y la señalización de los cuadrantes borrados maquiavélicamente.
¿Ordenarán los señores regidores – del PAC y demás partidos- a Johnny Araya cumplir con la terminante orden judicial?
¿Seguirá el Concejo Municipal jugando el triste papel de cómplices silenciosos de tan macabras acciones de irrespeto contra los ahí enterrados?