domingo, 24 de junio de 2012

Viva Heredia por media calle

(Añoranzas de mi Heredia de antaño)

Víctor Manuel Elizondo
En mis mocedades, —y para situarnos en esa época, habremos de retornar en el tiempo hasta las primeras décadas del siglo que corremos—, la mejor calle que tenía la ciudad de Heredia, era la llamada “Calle de la Estación", destinada así porque terminaba en la línea del ferrocarril de la Northen Railway Company, al sur de la ciudad, donde estaban situadas su agencia y sus bodegas. Hoy esa calle es la central, y fue en aquellos tiempos, la mejor de la ciudad, porque era la única macadamizada, pues todas las demás calles y avenidas estaban empedradas, con piedra redonda, en forma de cuneta hacia el centro, por donde en los inviernos corría torrencialmente el agua de las lluvias tan abundantes, que había que esperar a que bajara su caudal, para poder atravesar la vía.
Pues como esa “Calle de la Estación” era tan plana y tan expedita, debido a que entonces no habían vehículos como automóviles o motocicletas, pues lo que más podía toparse la gente era a una lerda yunta de bueyes tirando de una carreta se hizo costumbre en las tardes veraniegas, el paseo de las cinco y media, que consistía en ir a la estación del ferrocarril a ver pasar el tren en ruta para la ciudad de Alajuela. Por supuesto, el paseo era un pretexto para que las lindas damitas de la ciudad, luciendo sus mejores vestidos, y a los apuestos galanes, cambiaran miradas y sonrisas; y para que los enamorados se acercaran a sus novias para echar un parrafito con ellas durante el desfile. Como en sus idas y venidas, transitaban por media calle, los josefinos, que miraban de menos la vida provinciana, para ridiculizar a los heredianos, inventaron el grito de “VIVA HEREDIA POR MEDIA CALLE”, que se hizo tan popular que hasta los mismos heredianos, cuando se pasaban de tragos en fiestas u otros jolgorios, lo gritaban a todo pulmón.
Pero lo curiosos es que ese grito de “viva Heredia por media calle”, vibró en Europa con todo el entusiasmo con que podía hacerlo cualquier herediano o costarricense, Y lo que va de cuento, me lo refirió el licenciado don Juan Rabel Argüello de Vars, en una de las visitas a mi juzgado en la ciudad de Alajuela, donde yo muy joven servía el cargo de juez civil.
Me refirió “Ran Ran”, como cariñosamente le decíamos al licenciado Argüello de Vars, que siendo el estudiante de leyes en la ciudad de Lovaina, en Bélgica, contemplaba desde la pensión donde vivía, el enorme desfile de alborozados ciudadanos que seguía la carroza del rey Alberto, el rey Caballero, tan amado por los belgas que llegaban de visita a la ciudad. Atronaban los vivas al rey, cuando de pronto, con estentórea voz que sobrepasaba los vítores de la muchedumbre -me contaba don Juan Rafael que oyó decir “viva Heredia por media calle”…; creyó que era una ilusión, pero cuando oyó repetir por varias veces el mismo grito, se sintió tan impresionado, que bajó corriendo por la escala hasta la calle, y abriéndose campo entre la muchedumbre, avanzó y avanzó, casi durante una hora, hasta llegar muy cerca de la carroza del rey, donde encontró a quien con tanto entusiasmo vivaba a Heredia por media calle! Era su compañero de estudios en la Facultad de Derecho, don Guillermo Zeledón Alvarado, que ya doctorado en Derecho, sirvió aquí en Costa Rica de juez en varias provincias y quien es el padre del distinguido constitucionalista, licenciado don Marco Tulio Zeledón, que entre muchos méritos, tiene el de haber sido secretario general de la ODECA.
El entusiasmo con que don Guillermo Zeledón vivó a la ciudad de Heredia, como una forma de expresar su alegría por la visita del rey Alberto, tiene su razón de ser. El padre de don Guillermo, el licenciado don José María Zeledón Jiménez, fue juez por muchos años en la ciudad de Heredia. En esta ciudad se criaron hasta la adolescencia sus hijos, y es muy posible que don Guillermo, quien después de haberse graduado de Abogado en Bélgica tuviera muy adentro de su corazón, el grito con que los heredianos expresaban su juventud y su alegría, en fiestas y jolgorios:
“VIVA HEREDIA POR MEDIA CALLE”

Tomado del Periódico La Nación
Foro de la Nación
Jueves 2 de octubre de 1975