viernes, 13 de julio de 2012

¡Noche negra!

En un partido amistoso, se enfrentaban los equipos del Club Sport Herediano y el Club Sport Cartaginés, presenciamos una agresión repulsiva.
Esteban Ramírez, ídolo para la afición herediana, atropella a un brumoso con consecuencias para él. El árbitro saca la tarjeta amarilla, mientras tanto Esteban es atendido.
Una vez de pie, increpa a su rival. Sin embargo no pasó nada.
Minutos después, en un avance del Cartaginés, Esteban sin estar en disputa el balón, le propina un fuerte codazo a mansalva a su rival quien rueda por el suelo.
¡Esteban está fuera de sí!
Los árbitros no saben que hacer, se aferran a la incapacidad y no pasa nada. Odir Jacques inmediatamente lo sustituye a pedido de sus compañeros de equipo. 
En las graderías, casi repletas, los mismos que lo idolatran piden su expulsión a gritos!
¡Que mal ejemplo Esteban. El fútbol no da para tanto!
Marcador:
Herediano 0 — Cartaginés 2