miércoles, 23 de enero de 2013

¡Cada cual para su saco!

Imponente y hermosa luce la Iglesia de la Soledad en San José.
¿Cuándo veremos la Parroquia de la Inmaculada restaurada, como si lo hacen en otras Provincias?
¿No estarán dormidos en sus laureles los encargados de gestionar su restauración?
¿No deberíamos de presionar más los heredianos para que las obras den inicio,
o estaremos pensando que "Dios" nos protegerá del próximo terremoto 
y no caerá uno de nuestros edificios emblemáticos?