lunes, 7 de enero de 2013

¡Correspondencia!


Cartago, 28 de diciembre de 2012
Estimado Edú…
Tengo el agrado de informarle que gracias a la investigación que realizo acerca de las Fuentes Victorianas en Costa Rica, pude descubrir una nueva fuente, que es copia idéntica a la Fuente del Centenario (Fuente de los Niños Tritones) de la ciudad de Heredia. Sabíamos de otras dos fuentes muy similares: la de Creswell Gardens, en Adelaida, Australia, y la de San Carlos Ñuble, en Chile. Ahora, tenemos la dicha de agregar una tercera a la lista, con lo cual llegamos a cuatro del mismo modelo, fabricadas todas en Inglaterra por la firma Andrew Handyside and Co.
Esta nueva fuente se encuentra en una ciudad llamada Binondo, en Manila, Filipinas. Binondo es una especie de enclave poblado principalmente por chinos inmigrantes. De hecho, es el barrio chino más antiguo del mundo, fundado en 1594, por el gobernador español Luis Pérez Dasmariñas. Binondo fue una especie de gueto donde residían los chinos inmigrantes, convertidos al catolicismo, que luego se mezclaron con los nativos, viviendo separados de la comunidad española.
Actualmente, Binondo es un centro de comercio dirigido por comerciantes filipino-chinos.
La Fuente de Binondo se encuentra en la Plaza San Lorenzo Ruiz, ubicada frente a la Basílica Menor de San Lorenzo Ruiz. San Lorenzo Ruiz fue el primer santo y primer protomártir de Filipinas. Vivió y murió en el siglo XVII.
Como puedes apreciar en las fotos que te envío, la Fuente de Binondo está bastante descuidada; pero tiene una particularidad. A diferencia de la Fuente de Heredia, la de Binondo está completa. Recordemos que la Fuente de Heredia carece del remate original del cual brota el chorro de agua más alto. El remate original estaba constituido por una especie de hojas –o plumas– agrupadas verticalmente, en forma de racimo. En el caso de la Fuente de Heredia, dicho remate desapareció; no se sabe en qué época ni por qué causa.
Por lo demás, es impresionante apreciar a personas tan alejadas y de cultura tan distinta, disfrutando de las aguas de una fuente idéntica a la nuestra, especialmente los niños. Lo cual demuestra que las fuentes, además de simbólicas, constituyen un foco de alegría en los centros neurálgicos de las ciudades. Gracias a Dios y a la visión de la Municipalidad de Heredia, tanto la Fuente del Centenario (Fuente de los Niños Tritones), como la Fuente de los Delfines de la Plaza de El Carmen, son ahora valoradas y cuidadas como merecen.
Mis saludos cordiales.
____________
Sergio Orozco, es un investigador cartaginés, que tienen un excelente blog dedicado a la divulgar la historia de la fuente de los Delfines en Cartago y que los invito a visitar: fuentedelosdelfines