martes, 14 de mayo de 2013

Mis ensayos


A 116 de la desaparición del
Lic. Félix Arcadio Montero Monge

Rafael Bolaños Villalobos
El 12 de enero de 1846 nació uno de los hijos más ilustres de nuestro cantón domingueño quien llegó a la alta posición de Rector de la Universidad de Santo Tomás después de ser miembro del su Consejo Universitario. Luego fue diputado del Congreso durante la Administración de don José Joaquín Rodríguez, cargo que ejerció durante un año pues el Congreso fue clausurado por el Presidente Rodríguez. 
Para la siguiente campaña política el Lic. Félix Arcadio fundó el partido político Independiente Demócrata con propuestas muy novedosas para solucionar los graves problemas que tenía el país por entonces; propuestas que afectaban, la mayoría de ellas, los intereses de la oligarquía cafetalera, que dirigía los destinos de la patria, lo cual le deparó grandes enemigos, por lo que sufre varios exilios. Justamente fue el último exilio que lo mantuvo fuera de la patria por el resto de su vida y por el cual su familia sufrió igual el destierro a Jamaica y luego en Europa. 
A 116 años de su partida, el 5 de junio de 1897, queremos destacar al domingueño insigne, nacido en un modesto hogar formado por Don Manuel Montero y Doña Manuela Alfaro, quienes procrearon 6 hijos, siendo el cuarto en nacer. Vivió su infancia en una humilde casa de adobes, con corredor bajo y estrecho, ubicada frente al hoy Hotel Bouganvillia. Su vida de estudiante escolar la pasó 250 metros sur del edificio escolar que lleva su nombre. Como huérfano de 10 años le toca una dura niñez en medio de la guerra contra el invasor William Walker. 
De su padre don Manuel Montero hereda su vocación de agricultor, porque cuando ya había escarmentado las traiciones políticas, decidió trasladarse al actual San Juan de Naranjo con su esposa Doña Rosa Segura y sus hijos, siguiendo a muchos domingueños que salieron del Valle Central en busca de un mejor futuro. Allí inició el cultivo de café en terrenos que había adquirido. Su padre, como la mayoría de tomaseños (distrito del cantón) de mediados del siglo XIX, se había enrolado en la producción del grano,actividad que buscaban los costarricenses para superar la economía tan exigua y subsistente que había de manera generalizada en el país. 
De San Juan de Naranjo fue sacado como un vulgar delincuente y fue preso en la principal cárcel de la capital, sometido a un bochornoso y amañado proceso judicial por el gobierno de Rafael Iglesias Castro, otrora su compañero y amigo de estudios y de luchas políticas, luego del cual fue expulsado por última vez del país para nunca regresar ni vivo ni muerto, pues su cuerpo fue lanzado el 5 de junio de 1897 al mar, cerca del litoral Nicaragüense de Chinandega, muy cerca del Golfo de Fonseca. 
Hoy en Santo Domingo encontramos descendientes directos en la familia Ocampo Zamora, al igual que en la familia Segura Bolaños. Por parte de su esposa Doña Rosa Segura. En San Juan de Naranjo residen muchos descendientes aun, pues su viuda e hijos se fueron a residir allá al regreso del exilio.