lunes, 24 de junio de 2013

Comentario

UN GRAN NEGOCIO DE ORTEGA
CANAL EN NICARAGUA
Un chino desconocido que funda en Hong Kong una empresa de papel sin experiencia alguna en infraestructura. Una subsidiaria en Gran Caimán como asiento del negocio. Un “proyecto” sin ruta, sin diseño, sin estudios, sin nada que, dicen Ortega y compañía, cuesta US$40.000 millones. –
Un lago de Nicaragua que habría que dragar al doble de su profundidad para que lo puedan navegar buques de 20 o más metros de calado. Una concesión tipo enclave por un todavía desconocido recorrido de cientos de kilómetros donde la “empresa” tendría todos los derechos especiales necesarios para adquirir y explotar terrenos y recursos naturales como parte del acuerdo entreguista aprobado por los pseudosandinistas a favor del misterioso chino. –
Un canal imposible, inviable, de sustento demagógico que ¡eso sí!, le permitirá a Ortega y demás piñateros tramitar empréstitos a nombre del paupérrimo pueblo nicaragüense, para, seguramente dirán, “avanzar en los estudios que nos permitan construir una obra que sacará a Nicaragua de la pobreza”. –
Pero que más bien, aumentará la riqueza de los que ya piensan en paraísos fiscales del Caribe como fortaleza para este negocio personal que jamás derivará en construcción alguna y, por tanto, en ningún daño ambiental para Costa Rica. –
Freddy Pacheco León