jueves, 10 de octubre de 2013

Comentario

PREOCUPANTES PROYECTOS MUNICIPALES

Dr. Freddy Pacheco León*
El de las chambonadas salió de la Municipalidad de San José, pero sigue “colado” en la toma de decisiones de la nueva alcaldesa. Proyectos sin sentido siguen amenazando la paz metropolitana, en actitud de rebeldía imposible de justificar. 
UNO, el frustrado intento de vender parte del CEMENTERIO CALVO, ¡con todo y su millar de muertos ahí enterrados!, para construir un millonario proyecto urbanístico. “Iniciativa” presentada por la alcaldesa García, en la de menos por instrucciones superiores.
Y es que la alcaldesa debería más bien preocuparse por cumplir lo acordado por la Sala Constitucional hace casi tres años cuando ordenó restituir a su estado original el Cementerio Calvo, degradado para convertirlo en un charral supuestamente apto para construir. Resolución que manda además anular el cambio de uso del suelo, la escritura del protocolo, y el movimiento registral que segrega parte del cementerio que se quería (¡y ahora también!) urbanizar. Olvidando que es un bien demanial, inalienable, que no puede ser objeto de posesión ni mucho menos vendido, que no puede ser arrendado, enajenado, gravado ni salir del dominio y control del Estado.
OTRO, fue el querer transformar el histórico y emblemático PASEO DE LOS ESTUDIANTES en un frustrado “barrio chino sin chinos”. La calle 9, ruta nacional usurpada por el ente municipal, bautizada Paseo de los Estudiantes por don León Cortés como homenaje a la lucha de los estudiantes del Colegio Seminario, Colegio Superior de Señoritas y el Liceo de Costa Rica, en contra de la sangrienta dictadura de los hermanos Tinoco. Además del horrible “arco chino”, se eliminaron aceras, caños y alcantarillas, por lo que con cualquier aguacero el tal “barrio chino” más bien parece ser un afluente del río Amarillo, lo que se suma al incumplimiento del exalcalde Araya al no construcción un carril exclusivo para buses a todo lo largo del bulevar, con lo que alejó a los miles de pasajeros que daban vida a las actividades comerciales. 
Al darse las inundaciones esperadas, habrá que reconstruir las alcantarillas, al tiempo que el patrimonio cultural y la memoria histórica demandan una RECUPERACIÓN del Paseo de los Estudiantes, ante el fracaso de ese nada consultado proyecto del exalcalde.
Y UN TERCER proyecto, parte de las chambonadas con características de rebeldía, es el anunciado TRANVÍA que iría desde el Estadio Nacional a la estación de la Northern en barrio La California. Según expertos del BID tendría que ser construido por el Estado, a un costo superior a los US$150 millones, y para su funcionamiento necesita una doble vía férrea, por una ruta exclusiva, trayendo como consecuencia, la expulsión de todos los vehículos, públicos y particulares de las calles y avenidas por el que circularía. La avenida al costado norte de la Sabana, el paseo Colón, la avenida Segunda, las calles 7 y 9 que comunican hacia el norte con la avenida de Los Damas, hasta llegar a la vieja estación, serían usadas únicamente por ese “especial” tranvía, que no tiene un estudio del impacto vial, ni las rutas que seguirían los más de 600 autobuses que hoy ingresan a San José. Y cual si no fuere suficiente, el modelo proyectado por los expertos del BID plantea el negocio que conlleva que el Estado traslade su operación ¡después de construirlo!, a una empresa privada.
Al interior de la Municipalidad y en el poder ejecutivo, así como especialistas en urbanismo, creen que los tres proyectos son chambonadas de alto costo financiero y político, por lo que es incomprensible que tanto en el gobierno local como en el central, existan funcionarios como el vicepresidente Lieberman y la alcaldesa García comprometidos todavía con cosas semejantes.
*Biólogo