martes, 29 de abril de 2014

Comentario

LÍMITES MARINOS ENTRE COSTA RICA Y ECUADOR

Dr. Freddy Pacheco León
Desde el momento de su firma el 12 de marzo de 1985, nos enfrentamos en varias oportunidades a los equipos de la Cancillería que insistían en la aprobación del “Convenio sobre delimitación de áreas marinas y submarinas entre las repúblicas de Costa Rica y del Ecuador”. Artículos y mesas redondas (incluyendo una realizada en la Asamblea Legislativa acompañado del expresidente Rodrigo Carazo Odio) sirvieron para dar a conocer las deficiencias, ¡serias deficiencias!, que contenía el tratado suscrito por el entonces canciller Carlos José Gutiérrez en la administración de Luis Alberto Monge, pero apoyado eventualmente por los grupos de “expertos” conformados por los cancilleres Rodrigo Madrigal Nieto, Bernd H. Niehaus Quesada, Fernando Naranjo Villalobos y, muy especialmente Roberto Rojas López y su vicecanciller Elayne Whyte, con quien debatimos en la citada mesa redonda.
En resumen, nuestra oposición se sustentaba en el hecho de que Ecuador, al no ser firmante de la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (III Unced) reclamaba un mar territorial de hasta 200 millas de ancho que era reconocido como tal en el tratado de 1985. Con ello, Costa Rica no solo estaba desconociendo la validez de la Convención de la ONU, sino que como consecuencia de ello, estaba renunciando al derecho a la libre navegación, tendido de cables submarinos y sobrevuelo sobre unos 700.000 km2 de lo que debería ser la zona económica exclusiva de Ecuador. Al tomarse como mar territorial, esos derechos irrenunciables se daban como perdidos de hecho.
No se llegó a votar el tratado en la Asamblea Legislativa, pues concordantes con la opinión pública informada, los señores diputados (a diferencia de los inquilinos de la Casa Amarilla) comprendieron que de haberlo hecho estarían actuando en contra de la Constitución Política de Costa Rica y contra derechos elementales del Estado costarricense en vastas regiones marítimas. Situación que cambia hasta ahora al incorporar Ecuador, como parte de su legislación interna, lo determinado en la III Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, y específicamente, la determinación de un mar territorial de hasta 12 millas de ancho y una zona económica exclusiva de hasta 200 millas.
¡Valió la pena dar la lucha!

http://www.telesurtv.net/articulos/2014/04/21/costa-rica-y-ecuador-fijaron-sus-limites-maritimos-4938.html