lunes, 3 de abril de 2017

Comentario

Dr. Freddy Pacheco León

El 31 de marzo, HIZO TRES AÑOS, un Plenario Legislativo evidentemente DESINFORMADO, aprobó en Primer Debate el proyecto de nueva Ley de Aguas (Exp. 17.742) que ingresara por la vía de “Iniciativa Popular”. Proyecto que tendría que haberse votado antes de esa fecha fatal, pues el plazo constitucional había vencido el 29 de marzo del 2014, pero que además, en una manipulada comisión legislativa, había sido “desconectado” del texto por el cual habían firmado, ¡VILMENTE ENGAÑADOS!, unos 160 mil ciudadanos. Al burlarse el “Principio de Preclusión” que garantizaba un plazo máximo de dos años para votarlo, y el “Principio de Conexidad” establecido para que la “voluntad del soberano, del pueblo, del que firmó por una nueva Ley de Aguas”, no fuere IRRESPETADA, todo el proyecto economicista promovido por el Banco Mundial a través de la GWP, derivó en evidente inconstitucionalidad.

AL ENTERRARSE sin poderse votar en Segundo Debate durante los 36 meses anteriores, surgió del despacho de diputados como Antonio Álvarez y Juan Marín, principalmente, OTRO PROYECTO (Exp. 20.212) que al ser orientado CONTRA LOS AGRICULTORES, LAS ASADAS Y EL SENARA, hoy hace “aguas” en la Asamblea Legislativa. Pese a que fue anunciado como producto de “un gran consenso”, luego se demostró que no era así, y por ello no ha podido superar el trámite de comisión.

HEMOS DE ACLARAR que no estamos celebrando triunfo alguno, pues la amenaza sigue latente, y que más bien estamos llamando a los costarricenses que quieren seguir gozando del agua como UN BIEN SOCIAL y cuyo acceso en calidad y cantidad suficientes sea un DERECHO HUMANO, a mantenerse ALERTAS, pues los OTRO$, los que están poco menos que desesperados por la situación de ambos proyectos, tienen muchos DÓLARE$ para seguir pujando por la aprobación de cualquiera de los dos.