jueves, 3 de febrero de 2011

Inspección Forestal (2)

A propósito de la nota sobre la inspección forestal, publicada aquí el pasado 30 de enero (http://soloheredia.blogspot.com/2011/01/inspeccion-forestal_30.html) nos llegó la historia del árbol de Carao, el cual irremediablemente está destinado a la corta.
Fotografía cortesía de Ricardo Rodríguez
Erick Francisco Bogarín Benavides (Presidente de la Asociación de Historia de Heredia) comentó:
"Con relación al Carao deseo comentar que el mismo fue sembrado por el herediano General Matías Sáenz en Acción de Gracias a Dios por el triunfo de Costa Rica contra los filibusteros en la Campaña Nacional de 1856-1857. 
En la Campana de Cubujuquí, medio informativo de la Asociación ALA, presidida por don Víctor Manuel Elizondo, don "Vicho", se hace referencia a este dato en un artículo titulado "Contra los enemigos de los árboles", que en lo que interesa dice: 
"Y el Carao del Jardín de la Iglesia Parroquial, que sembrara el General don Matías Sáenz, en acción de gracias a Dios por el triunfo de Costa Rica contra los filibusteros del 56, ¿no fue salvado por una hija de aquel soldado de la Patria, cuando ya el hacha hería su tronco rugoso por los años?" Muy probablemente la hija que refiere el artículo pudo ser la niña Manuelita "Lalá" o Clemencia Sáenz, maestras de la Escuela de Varones, luego República Argentina, hoy Centro Cultural y Museo nominado Omar Dengo. La historia de éstas dignas señoras, la describe don Víctor Manuel Elizondo en su libro "De mi Heredia de antaño". 
Así, deseo proponerle públicamente al señor sacerdote de la Parroquia de Heredia, Pbro. Fernando Vílchez Campos, que se pueda analizar aún más el criterio de corta de tan simbólico árbol. Tenemos muy claro que un árbol es un ser vivo y como tal, su etapa final es la muerte, pero si se pudiere hacerle un anillo a su tronco y "anclarlo" para darle un par de años más de vida, sería una solución ideal. 
Ahora, insisto y dejo muy claro, si ya luego del análisis de un grupo de especialistas tanto forestales (como se hizo con la Araucaria del Parque Central), así como físicomatemáticos u otros, en cuanto a la propuesta del anillo, ven esta totalmente inviable y el destino del Carao es su eliminación, recomiendo desde ya y en honor no sólo del General Matías Sáenz, sus hijas, sino de todas y todos los heredianos que ofrendaron su vida por Costa Rica en la Campaña Nacional, se haga en los próximos meses de marzo y abril, conmemoración de la Gesta militar, con estudiantes, autoridades locales, entre otros, la siembra de otro Carao de regular tamaño para seguir honrando con este hermoso monumento, que no es ni más ni menos, que con un ser vivo. Así mismo se coloque un placa destacando el porque de este árbol en los Jardines de nuestro templo Parroquial. Es una humilde sugerencia que pongo de manera respetuosa a consideración del señor Pbro. Vílchez Campos, como Cura párroco y de toda la distinguida comunidad herediana. Esta es nuestra historia!"

Tiene un comentario del Padre Vílchez