domingo, 3 de abril de 2011

Desperdicio

Hace algunos días, después de una actividad en la Casa de la Cultura, le reporté al Alcalde José Manuel Ulate, la cantidad de agua que se desperdicia por la falta de ajuste en el dispositivo de riego, usado para anegar los jardines del Fortín. 
Ese desajuste, da como resultado que el agua caiga a la acera, siga por la misma y se escurra en las alcantarillas.
¡No pasó nada! 
El jueves anterior a las 5 de la tarde, de nuevo corría el agua por la acera, mojando a algunos transeúntes debido al citado desajuste en el sistema de riego.
¡Ojalá que el próximo viernes 8 de abril, durante la Vigilia del Agua organizada por la ESPH, para las 6 de la tarde, coordine y tengan la amabilidad de no abrirle la llave al desperdicio!