viernes, 6 de mayo de 2011

Fauna urbana

En los jardines de la Inmaculada, viven varias ardillas las cuales alegran con su presencia a niños y adultos. Sin embargo, por falta de árboles frutales, estos animalitos se han adaptado a las comidas que le ofrecen, lo cual es un problema pues se han acostumbrado a los bizcochos, que el vendedor de maíz para las palomas les ofrece. Están tan acostumbradas a los mismos, que bajan a buscar al vendedor para recibirlos y si no llega buscan desesperadamente a alguien que se los ofrezca.