martes, 1 de octubre de 2013

Comentario

TREMENDA OCURRENCIA

Dr. Freddy Pacheco León
Esperamos en Dios que no se preste atención a la propuesta de Camilo de SECAR el río San Juan, impidiendo el paso de las aguas de los ríos San Carlos y Sarapiquí, principalmente. Sería otra versión de la descabellada propuesta de conectar esas mismas aguas para que antes de llegar a su desembocadura en el San Juan, se desviaran hacia el río Colorado; lo que su “brillante” proponente llamó “el río dignidad”. Ambas propuestas (solo comparables a las de bloquear el San Juan con una represa a pocos kilómetros de la salida del lago de Nicaragua) atentan frontalmente contra el ambiente sano y ecológicamente equilibrado que protege nuestra Constitución Política, tendrían un efecto devastador sobre el ambiente en AMBAS márgenes del río San Juan, nos pondrían como violadores de las más elementales normas de protección ambiental internacionales, profundizarían el conflicto con los nicaragüenses en general (no solo con Ortega, que es ave de paso), afectaría las finanzas estatales costarricenses con consecuencias insospechables, y en fin, pondría a Costa Rica en el triste papel de competir para ver quién comete las más grandes CHAMBONADAS (nada que ver con YONI) a ambos lados de la frontera. La verdad que sería mejor que Camilo se dedicara a sus fotografeas y no a hacer tan descabelladas propuestas.