viernes, 31 de octubre de 2014

Comentario

El Glamoroso Tranvía Metropolitano


Freddy Pacheco León*

Al considerar que el tranvía que impulsa la MUNICIPALIDAD DE SAN JOSÉ como herencia de la gestión del exalcalde Johnny Araya, sería para distancias cortas y velocidades más bajas que el proyecto de tren metropolitano, el Incofer, mientras observa, parece promover nuevas prioridades para el transporte urbano sobre rieles. 
Por lo que dice el Presidente Ejecutivo del Incofer, don Guillermo Santana, la idea del tranvía que fuere acogida por el jerarca del Incofer anterior, don Miguel Carabaguías, podría estar pasando a un segundo plano en sus planes más inmediatos. El obstáculo, según lo que ha planteado, es que el tranvía lo que haría es sustituir la porción de pasajeros que pasarán del tren metropolitano al servicio de autobuses, que sí tienen la capacidad de enlazarse...
eficientemente con el transporte masivo. Visión que, sin embargo, también está desarrollada en el proyecto del tranvía que, según los estudios preliminares que no se han actualizado, recibiría en nodos estratégicos de la periferia de la ciudad de San José, a los pasajeros que se originarían en los cuatro puntos cardinales.
Pasajeros de Guanacaste, Puntarenas, Palmares, San Ramón, Grecia, Alajuela, Heredia, por ejemplo, vendrían y viajarían en autobuses que NO INGRESARÍAN a la ciudad capital, sino que conectarían con nodos de enlace próximos al tranvía. Así, del análisis de las líneas afectadas, se concluye que el 83% de los pasajeros son derivados desde las líneas de San José-Pavas/Villa Esperanza/Boulevard Aeropuerto, que disminuiría en un 59% el número de usuarios; a los que se sumarían el 11% Sabana-Estadio y el 14% San José-Sabana Cementerio. 
También en el estudio “Evaluación de Estudios de Tranvía para San José, Informe final. BID”, se señala que en el escenario combinado de tranvía con red adaptada de buses, que supone varias líneas eliminadas o al menos con recorridos menores, el tranvía captaría 21.040 pasajeros, al tiempo que los buses perderían 14.585 pasajeros.
Con esas estimaciones, el tranvía “municipal” no vendría JAMÁS a solucionar el problema, ¡gravísimo problema! del transporte colectivo que sufren los habitantes y visitantes del área metropolitana de San José, por lo que lo que una vez se anunciara como LA SOLUCIÓN MÁGICA para el transporte josefino, poco a poco va perdiendo el glamoroso enfoque con que se le presentara en la Alcaldía de San José, como componente del proceso de “modernización” del desordenado cantón central josefino.
A ello se le suma que tras de sí, el proyecto del tranvía disimula un mal “negocio” para los josefinos y el país, pues costaría más de US$250 MILLONES que tendrían que ser aportados por el Estado por la vía de un empréstito, para luego de su construcción otorgar A UN ENTE PRIVADO el privilegio de su operación… sin que éste hubiera invertido nada en su gestión. 
Proyecto que más bien profundizaría el VERGONZOSO CAOS VIAL que exhibe la ciudad de San José, en vista de que las dos líneas paralelas que partirían de Pavas, tomarían “por asalto” las vías que corren al norte de La Sabana, para continuar por el Paseo Colón, la Avenida Segunda hasta llegar al Teatro Nacional, donde doblarían hacia el Parque Morazán, la avenida de Los Damas y la estación “del Atlántico” en el barrio La California. Todo ello sin que todavía a estas alturas, se tenga un ESTUDIO DE IMPACTO VIAL que permita predecir lo que sucedería con los miles de autobuses, vehículos particulares, taxis y otros que circulan diariamente por esas vías del casco central de la fea ciudad de San José.
¡Ese es, amigo lector, el tal proyecto del tranvía metropolitano! El que se promocionara como el proyecto estrella de don Johnny Araya, que sigue impulsando la Municipalidad de San José, observando el Incofer, cuestionando el MOPT y rechazando el habitante informado.


*Especialista en Estudios de Impacto Ambiental.