lunes, 26 de enero de 2015

Comentario


POR PROFANACIÓN EN CEMENTERIO CALVO
SALA CONSTITUCIONAL PONE A CORRER A LA ALCALDESA DE SAN JOSÉ
. . . . . .
Dr. Freddy Pacheco León
Como no les bastó INCUMPLIR la orden de la Sala IV que le ordenara a la Alcaldía de San José (entonces encabezada por Johnny Araya) restaurar el Cementerio Calvo, que destruyeran para tratar de construir torres de apartamentos y oficinas donde están enterrados al menos un millar de restos humanos, NUEVAMENTE la Sala IV ha notificado a la alcaldesa Sandra García UN NUEVO RECURSO DE AMPARO por haber iniciado los trabajos preparativos para la construcción DE UN PARQUEO MUNICIPAL en el mismo cementerio.
. . . . .. .
Toneladas de arena y piedra han sido depositadas en los terrenos del camposanto con la confesa intención de profanarlo, y sobre ello la alcaldesa tiene tiempo hasta este lunes para explicar, BAJO JURAMENTO por qué está la Municipalidad actuando así NUEVAMENTE. EL Recurso de Amparo lo presentó nuevamente doña Vilma Sánchez.
. . . . . .
¿Se percatará la señora alcaldesa Sandra García, que en su descargo a la Sala IV podría estarse jugando la eventual elección de su marido en el puesto de alcalde? Si el exdiputado Guido Granados valora esta circunstancia, debería asesorar a su esposa para que ella no vaya a repetirle a los señores magistrados, las falsas justificaciones que el funcionario municipal Marco Vinicio Corrales, escribiera el 24 de diciembre pasado, donde dijo que las toneladas de piedra y arena lanzadas sobre un sector del cementerio... eran para hacer reparaciones en el camposanto. ¿Se puede “reparar” un charral con cemento?
. . . . . . .
Cementerio que Johnny Araya y el mismo señor Corrales, convirtieron, precisamente, en un charral, luego de mandar a destruir y eliminar cruces, lápidas y tumbas, con la intención de borrar los vestigios superficiales de donde están enterrados los restos humanos que les estorban. Así, el exdiputado del PLN que quiere ser alcalde de San José, debería velar para que la alcaldesa más bien reconozca que (en la de menos) las obras planeadas eran parte de un proyecto desconocido por ella. Momento que debería aprovechar para velar por la parte del cementerio Calvo que la Sala ordenó restaurar HACE MÁS DE TRES AÑOS, y que ahora también se le notifica a ella personalmente.
. . . . . . .