jueves, 19 de mayo de 2016

“Abastecimiento de agua en Heredia”

(Comunicado de prensa)
— SENARA ha rechazado durante dos años permisos para tres pozos

— Estudios isotópicos de la UNA demuestran que el acuífero es sano y estable; también identifica las zonas de recarga.

— Criterio de la CGR del 2013 señala que balances hídricos actuales son limitados y requieren actualización

La solución a los problemas de abastecimiento de agua en las partes altas de Heredia; San Isidro y San Rafael así como la planificación del crecimiento urbano dependen de la aprobación de tres nuevos pozos por parte de Senara, institución que ha rechazado los mismos durante los últimos dos años a la ESPH. 
Con los recursos disponibles, carteles listos, predios, ingeniería e investigación científica sobre sitios para extraer agua para los ciudadanos, la ESPH está únicamente a la espera de que SENARA autorice a la Dirección de Agua del MINAE a dar el permiso para iniciar las labores de construcción de pozos. SENARA pidió una serie de condiciones que no son competencia de la institución y carecen de sustento científico (oficio DIGH-5815), además de enviar la circular DIGH-CIR- 004-2012 y el acuerdo 3416-2007 en los que señala que según estudios del 2007, el acuífero carece de capacidad. Sin embargo, el informe DFOE-AE-IF-03-2014 de la Contraloría General de la República, señala que dichos estudios están desactualizados y solo abordan un sector del país (puntos 2.29 a 2.41) e indica en el apartado 4.9 que las autoridades de agua deberán: 
“Elaborar e implementar el plan de acción, con plazos y responsables, para actualizar el balance hídrico nacional establecido en la Agenda del Agua de Costa Rica, e incluir las inversiones necesarias para la generación de datos hidrológicos y meteorológicos” sic.
Por otra parte SENARA rechazó analizar el estudio hidrogeológico presentado por la ESPH actualizado al 2015. La ESPH ha demostrado técnica y científicamente, mediante estudios propios y de la Universidad Nacional (UNA), la capacidad de recarga del acuífero, así como la sostenibilidad de los diferentes puntos en los cuales se tomará el agua. Incluso Senara ha solicitado estos estudios para su retroalimentación propia. 
Estos y otros estudios fueron solicitados por el SENARA en el oficio GG-477-16 para contar con información científica de carga del acuífero y trabajar en el modelo matemático exigido por la CGR. Con este panorama, los permisos siguen detenidos, lo que afecta directamente el abastecimiento de agua de la población, a pesar de la obligación del Estado de garantizar el agua para uso poblacional. Los votos 015422-2014, 0011515-2013 y 000855-2008 de la Sala Constitucional, obligan a la ESPH a realizar las acciones necesarias para solucionar el abastecimiento de agua de la zona. Cabe señalar que la Ley 7789, en sus artículos 5 y 6, señalan que la ESPH goza de plenas facultades para prestar servicios de agua potable
“Asumir la conservación, administración y explotación racional de los recursos energéticos e hídricos en la región de Heredia, y proteger las cuencas, los manantiales, los cauces y los lechos de los ríos, corrientes superficiales de agua y mantos acuíferos; para esto contará con el apoyo técnico y financiero del Estado y las municipalidades.”
La solución técnica definitiva que la ESPH ha determinado es la sustitución de las fuentes, dado que las superficiales son insuficientes y por efecto de Cambio Climático, estas fuentes llegan a secarse.

Afectación ciudadana

Más de 50.000 personas podrían verse afectadas de no contar con la nueva infraestructura hídrica.
Desde el año 2014 pesa una restricción sobre la disponibilidades de agua que otorga la ESPH para viviendas, comercio e industria, principalmente en San Isidro de Heredia y que, de no lograr la inversión en nuevas fuentes podría extenderse aún más, muy a pesar de las acciones de planificación de ESPH que se proyectan hasta el 2030 y están truncadas por esta situación. Por otra parte, durante el 2014 y a la fecha, las comunidades que dependen de fuentes superficiales han sido sometidas a fuertes racionamientos, ya que no existen fuentes de agua alternativas.
Allan Benavides:
“Funcionarios de mandos medios se toman atribuciones que pueden sorprender a las autoridades del Gobierno quien es a quien corresponde tomar medidas de esta magnitud pues todo es prácticamente una prohibición al desarrollo planificado por todos los actores de la sociedad, públicos y privados”
Con este panorama la ESPH insistirá y acudirá a las instancias correspondientes para continuar con el proceso de construcción de pozos, dado que la prioridad es el abastecimiento de agua potable para la comunidad herediana, principalmente los vecinos de San Isidro que han sufrido los estragos de la escasez de agua.