martes, 30 de agosto de 2016

Ante una eventual profanación

[Comentario]

Dr. Freddy PachecoLeón

Algunos diputados son increíbles! De los 22 diputados que presentaron el proyecto para levantar construcciones EN EL CEMENTERIO CALVO, pareciere que ninguno (por lo menos) acepta conocer de qué se trata el proyecto que han presentado con sus firmas.
Además, parece que no entienden por qué no se puede DESARROLLAR UN NEGOCIO INMOBILIARIO en un cementerio. Que SU proyecto es para quitarle el carácter de BIEN DEMANIAL (que no puede salir de la propiedad del Estado) y que además por su carácter de ''CEMENTERIO'' tal espacio solo puede ser usado con el fin de enterrar difuntos.
Uno dijo que era un proyecto de ''expropiaciones'' en un cementerio (Danny Hayling) mientras el Presidente Álvarez Desanti, salió con el disparate que era un proyecto ''de iniciativa popular'' (¿Estaría pensando en el proyecto de la nueva Ley de Aguas de la GWP-Banco Mundial?). Otros simplemente parecen confesar que lo firmaron sin saber lo que estaban suscribiendo.
Pues les contamos: SE TRATA de un proyecto de construcción que desvela a Johnny Araya, a desarrollar en más de una hectárea y media, situada EN la parte norte del Cementerio Calvo. Camposanto que por MÁS DE UN SIGLO se ha venido usando como tal. Así descrito en el Plan Director Urbano de San José, así reconocido por la exministra de Salud María Luisa Ávila, al autorizar las exhumaciones de una decena de cadáveres en esa área DEL cementerio, e igualmente reconocido así por la Defensoría de los Habitantes, en una investigación muy completa realizada hace cinco años. Y si eso no fuere suficiente, reconocido también como cementerio por la Sala Constitucional, en resolución del 11 de noviembre del 2011, que anuló el acuerdo del Concejo Municipal que autorizaba LA VENTA DE ESA SECCIÓN del ''Cementerio de los Pobres''; así como la inscripción en el Registro como ''lote apto para construir''. 

Pero ¡como se cayó el negocio! de construir TORRES DE APARTAMENTOS Y OFICINAS, en un área de 10.600 m2 de ese espacio secularizado, ahora la estrategia es otra. Con el pretexto de construir la sucursal ''Silicon Valley Cementerio Calvo'', que tendría como gerente a un bachiller en agronomía que ahora es alcalde (y que firma como ''Ingeniero'') éste se confabuló con unos legisladores, para que quitándole el carácter justificado de BIEN DEMANIAL, lo incorporen dentro de las propiedades comunes del municipio como BIEN PATRIMONIAL. De hacerlo así, con el cuento sacado de la manga, del desarrollo de una súper Universidad y centro de alta tecnología de primer mundo, la Municipalidad podría disponer de esa sección del camposanto cual si fuere un lote baldío cualquiera. SIN IMPORTAR que para construir las añoradas torres en un lugar en donde se ENCUENTRAN ENTERRADOS a casi 2m de profundidad, al menos UN MILLAR de restos humanos que merecen el respeto que les merecen los seres amados que han recibido cristiana sepultura, aunque en este caso se trate de los difuntos que han tenido inhumanas vidas miserables.

CADÁVERES que serían sujeto de una macabra PROFANACIÓN, a la hora de hacer las excavaciones mecánicas necesarias para los cimientos y parqueos subterráneos. Como es un cementerio donde no hay nichos en tumbas verticales, hace cinco años se dio la orden de borrar todos los vestigios de las humildes lápidas y cruces de cemento, antes de arrasar con las plantas ornamentales y bien cuidado césped, con una pala mecánica usada para revolver la parte que ahora el alcalde llama TERRENO ALEDAÑO al cementerio (aunque está dentro de los muros que rodean ese camposanto formando una unidad).

Y es que como don Johnny tal vez no tiene idea de las Sagradas Escrituras, al haber ordenado hace unos años, no enterrar a nadie más en la parte del cementerio en que quiere jugar de “constructor”, cree que los muchísimos restos de los difuntos ahí enterrados, han ascendido a los cielos en cuerpo y alma. Por tanto, para él, todos los allí sepultados desde hace más de cien años, ya no están. Lo extraño para él fue que cuando el 10 de setiembre del 2011 al enviar un ''backhoe'' a verificar su tesis, en tan sólo SEIS excavaciones puntuales, localizaron los restos de CUATRO difuntos. Tanto que el operador de la retroexcavadora se negó a cumplir más allá la orden recibida. 

.ASÍ QUE, señores diputados, ¡AHORA ESTÁN INFORMADOS!

Está en sus conciencias seguir adelante con esta última CHAMBONADA, o actuar consecuentemente diciéndole al alcalde que hay algo que se llama ''temor a Dios'' que no estaba siendo considerado cuando se comprometieron con él al firmar el proyecto.