lunes, 15 de octubre de 2012

En mi opinión

El 12 de octubre

Mario Ramírez Espinoza
Siempre que se presenta esta fecha, escucho las mismas paradójicas reflexiones:
"... nuestros aborígenes, nos conquistaron, si no hubiesen llegado los Españoles esto o aquello..."
Estas frases lo único que reflejan es una total ignorancia de lo que significa nuestra nacionalidad real, como descendientes de costarricenses tradicionales del Valle Central. 
La casi totalidad de nuestra sangre es de origen Hispano, esto cuando no es que tenemos algún abuelo, bisabuelo, etc, en nuestra linea familiar. 
Si además tenemos barba cerrada y hay hasta rubios en la familia, pues es mas evidente aún la lejania que existe en relacion con los indigenas. 
Ponernos pues en el papel de "aborigenes" implica una cierta y comoda irresponsabilidad de mucho del comportamiento errático y choricero heredado de la península y es tan marcado en nuestra tiquicia, por eso es mas fácil siempre ser víctima.
Ahora bien, otra cosa muy diferente es la deuda que, por ética y principios tenemos con los antiguas habitantes de estas tierras y es nuestro deber reividicar sus derechos como seres humanos.